Defectos Refractivos | Centro Oftalmológico de la Serranía

Defectos Refractivos

Se conoce como defecto refractivo o ametropía cualquier defecto ocular que ocasione un enfoque inadecuado de la imagen sobre la retina, originando una disminución de la agudeza visual. El ojo que enfoca de forma adecuada se conoce como ojo emétrope.

Las principales ametropías son la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo y se pueden corregir con diferentes métodos, desde gafas o lentes de contacto a cirugía refractiva.

En un ojo normal, las imágenes enfocan directamente sobre la retina, obteniendo una visión correcta del objeto en el que nos hemos fijado. Si esto no ocurre y la imagen se forma en un punto situado fuera de la retina, estamos ante un defecto de refracción.

MIOPÍA

El ojo miope es un ojo con una longitud mayor de lo normal por lo que la imagen se forma delante de la retina. Esto se traduce en visión borrosa de lejos, mientras que los objetos cercanos se pueden enfocar correctamente en muchos casos. Si el error refractivo es superior a 6-8 dioptrías, se habla de miopía magna, un tipo de miopía que puede dañar la retina y generar alteraciones visuales que pueden ser graves.

HIPERMETROPÍA

El ojo hipermétrope tiene una longitud menor de lo normal por lo que la imagen se forma detrás de la retina. Esto se puede traducir en visión borrosa tanto de lejos como de cerca.

ASTIGMATISMO

El astigmatismo es un defecto ocular que se caracteriza porque existe una refracción diferente entre dos meridianos oculares, lo que impide el enfoque claro de los objetos. Generalmente se debe a una alteración en la curvatura de la córnea. La superficie de la córnea debe ser simétrica y regular en sus curvaturas. De no ser así, se produce el astigmatismo, el cual altera la visión tanto de lejos como de cerca.


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/6/d457587212/htdocs/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405